La cena de los informáticos

La cena de los informáticos

La cena de los informáticos

O por una serie de catastróficas desdichas

 

Muchas veces me ha sucedido que se me ha quedado cara de tonta cuando una persona que no tiene ni idea de informática me habla, mirándome por encima del hombro con bastante aire de superioridad, cuando estamos tratando un tema tecnológico precisamente. En ese momento se me pasan varias cosas por la mente:

  • Peroooooo, ¿se da cuenta que los nuevos analfabetos son los digitales?…
  • Peroooooo se da cuenta que los informáticos estamos detrás de todo lo que sustenta su empresa?
  • Peroooo se da cuenta de que si nos negamos a trabajar horas y horas por sueldos ridículos se paraliza su negocio?
  • Y peor aún… ¿Y si un informático no le mira su móvil cuando algo raro le pasa, o si no le van a sintonizar su televisión cuando cambian los canales?… está perdido!!
La cena de los informaticos

La cena de los informaticos

En fin!! Quien me mandaría a mí ser ingeniero informático? No lo sé, tal vez porque me gustaba hacer programas desde pequeña en el cole, cuando hice mi primer árbol de navidad con asteriscos que aparecían y desaparecían en basic cuando tenía 9 años. Fue un impacto tal que decidí que sería programadora, porque si se podía hacer eso… que maravillas se podrían crear!! Y eso precisamente es lo que estamos presenciando en esta época, las maravillas de los adelantos tecnológicos.

Sin embargo ahora me encuentro con que los informáticos somos los últimos de la cola. Profesionales que estamos al pie del cañón, trabajando sin ver la luz del sol (como dice algún compañero), sin horarios, en un trabajo realmente complejo y muchas veces crítico para el funcionamiento de cualquier empresa u organismo, y no se nos valora lo más mínimo.

Sin ir más lejos un ejemplo sencillo de nuestro día a día: el martes 26 de abril se publicó en el BOP de A Coruña el anuncio donde se abre el plazo para cubrir plazas de técnico superior en informática (A1)[1].

Hago hincapié en los requisitos:

Licenciatura en Derecho, Económicas, Políticas o empresariales, Intendente Mercantil o Actuario, ingeniero industrial, licenciado o ingeniero en informática, ingeniero de telecomunicaciones, licenciado en Administración y dirección de empresas, Psicología, Psicopedagogía, Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas, Física, Matemáticas, Química, Sociología o Ciencias del Trabajo.

Aquí se me ocurren muchas cosas y la menos mala es que hay gente que no tiene ni idea de lo que hace falta para dar soporte TIC a un organismo com o una diputación.

Y como nos quedamos los informáticos? Sin habla, sin voz… porque estamos muy acostumbrados a que nos maleen, a que nos traten como si nuestro trabajo no fuera importante y a que se nos deje a un lado Puede que uno de nuestros problemas sea que no tenemos competencias asignadas pero eso no deja de ser un mero reflejo de nuestro problema real como profesión y como gremio, sumisos y silenciosos, acostumbrados a que no se nos considere lo suficiente… Ese es el problema, que tal vez nos hemos acostumbrado a una situación que no es para nada justa y que ya casi asumimos como normal. Pero somos profesionales! Tan valiosos y tan necesarios siempre!

Pues señoras y señores, que pasaría si un día todos los informáticos no vamos a trabajar? Que pasaría si un día, el mismo día, todos los informáticos estamos de brazos caídos… es algo que siempre me he preguntado… ¿qué pasaría en ese día?

Son muchas gotas, las que día tras día van colmando un vaso que ya estaba lleno. Desde el gerente de una empresa que pide una consultoría a un módico precio, pero “que la consultoría sea completa, eh”, el abogado que quiere un peritajeaunque no sabe ni lo que necesita pero todo por un módico precio, pasando por el responsable funcionario que quiere una auditoría por un módico precio “y que sea muy detallada”, hasta la gran empresa que contrata un trabajo con 2 requisitos y al final exige 10 por un módico precio. Módico!, soy profesional, no “modical”.

Quiero terminar hablando de un tema que está de plena actualidad: Anonymous y el juicio en España de varias personas supuestamente vinculadas al grupo hacktivista:

http://www.eldiario.es/politica/primer-juicio-Anonymous-carcel-danos_0_515499239.html

Leyendo todo lo relacionado con estas noticias no puedo evitar comparar 700€ con millones estafados por políticos de todos los colores, empresarios reputados y demás familia… entonces pienso, caray!! 700€ y 4 años de cárcel… entonces a los demás les caerán las penas proporcionales… debe ser la inocencia del informático el pensar así!! Por eso creo que en la película de la “La cena de los idiotas” (me quedo con la versión francesa siempre), perfectamente la podían haber titulado “La cena de los informáticos” (me incluyo), porque no nos valoramos ni nosotros mismos.

Pues tal vez el precio ya no tenga que ser módico y los módicos ya no debamos ser los informáticos… Que debamos ser módicos en nuestros servicios y que nuestros precios dejen de ser módicos, empezar a exigir que el precio sea competitivo y profesional como somos nosotros… tal vez así nos valoren y se terminen esa serie de catastróficas desdichas que casi siempre nos acompañan, porque como se dice muchas veces: “fue un fallo informático”. Curioso, no?

Y por último, hagamos una reflexión sobre las siguientes frases:

“Y ya que estas podías hacer….”

“Tengo un amigo hacker que me lo hace en un mañana …”

“Fue por el ataque de un hacker…”

“Desde que me configuraste la ADSL ya no me funciona la impresora…”

Podría continuar, pero dejemos unas pocas para posteriores ocasiones,  porque aunque todo el mundo piensa que cualquiera puede ser informático, eso no es verdad.

 

[1] La dirección del anuncio es: http://bop.dicoruna.es/bopportal/publicado/2016/04/26/2016_0000003123.pdf

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *